miércoles, 20 de septiembre de 2017

Diputado mexicano se burla de terremoto en la CDMX

Ante la tragedia que se vive en el país, lo menos que se necesita son declaraciones absolutamente pendejas cómo la que el panista Gildardo Guerrero emitió el día de hoy.
Gildardo Guerrero, exdiputado federal y local del PAN y connotado miembro del PAN en esa entidad, se atrevió a burlarse de la tragedia que se vivió este mediodia en la CDMX.
En su cuenta de Twitter y de Facebook, @GildardGuerrero, subió un mensaje en el que se lee: "Qué buen simulacro hicieron en la CD.MX, con efectos especiales y toda una producción.", se lee en el mensaje que subió este infividuo.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter
Solo por esto, jamás en la vida votaré por él PAN. No es posible tanta imbecilidad, estupidez e insensibilidad.

En la ONU Trump amenazó con destruir Corea, matar al Presidente de Venezuela, continuar asesinando científicos iraníes y agredir aún más a Cuba y Siria

Resultado de imagen para trump hitlerDonald Trump se dirigió, por primera vez a la sala de la Asamblea General de las Naciones Unidas. En su discurso ante los líderes mundiales, se la dedicó a un grupo de "regímenes truhanes" y amenazó con "destruir totalmente" a Corea del Norte, cuyas armas nucleares han reciclado el pánico de la Guerra Fría.

La lista negra de gobiernos de Trump comenzó con el régimen norcoreano de Kim Jong-un -al que tildó de depravado, asesino y temerario y continuó con Irán, Siria, Cuba y Venezuela, (los únicos países de América latina que mencionó en su discurso). Los llamó el "flagelo del planeta", y los vinculó con la guerra, el terrorismo, la pobreza, la corrupción y el comunismo.

"Si los muchos justos no confrontan a los pocos perversos, entonces el mal triunfará", dijo Trump a los líderes del mundo.

El primer mensaje directo fue para el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, a quien llamó por el sobrenombre que le puso hace unos días, "Hombre Cohete".

"Estados Unidos tiene gran fuerza y paciencia, pero si se ve obligado a defenderse o a sus aliados, no tendremos más remedio que destruir totalmente a Corea del Norte. El "Hombre Cohete" está en una misión suicida para sí mismo y para su régimen", recalcó Trump.

Un murmullo recorrió la histórica sala de la Asamblea General, atestada de dignatarios. Unos minutos antes, el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, había advertido que, ante las ansiedades globales por lo de las armas nucleares, que están en el nivel más alto desde el final de la Guerra Fría, "el lenguaje inflamatorio puede dar lugar a malentendidos fatales".

El régimen de Kim Jong-un fue el primero que Trump mencionó, y al que mayor tiempo le dedicó. Luego vino Irán, de quien dijo, que "enmascara una dictadura corrupta detrás de un falso disfraz de democracia". Criticó el acuerdo nuclear que Teherán firmó con Estados Unidos, Rusia y la Unión Europea, al que calificó de "vergüenza". De Siria, dijo lo mismo que Barack Obama: que quería "una solución política" a la guerra civil.

Cuba y Venezuela, según la visión de Trump, sufren la "angustia, la devastación y el fracaso del comunismo". También pidió la ayuda de todos los miembros de la Asamblea para "resolver la crisis humanitaria y política de Venezuela".

"La dictadura socialista de Nicolás Maduro ha infligido terrible dolor y sufrimiento a la buena gente de ese país. Este régimen corrupto destruyó una nación próspera al imponer una ideología fallida que ha producido pobreza y miseria en todas partes donde se ha intentado", afirmó.

"El pueblo venezolano se está muriendo de hambre y su país está colapsando. Sus instituciones democráticas están siendo destruidas. Esta situación es completamente inaceptable, y no podemos pararnos y mirar", agregó.

Trump nombró a Venezuela ocho veces, el doble que Siria. Utilizó la palabra "régimen" 20 veces, y sólo mencionó en tres ocasiones la palabra "democracia", siempre para hablar de un régimen, no para elogiarla. No mencionó en ningún momento el cambio de climático o calentamiento global, para algunos, la crisis global más seria del momento.

El discurso, que marcó el debut de Trump en el debate general al inicio de un nuevo período de sesiones de la Asamblea, estuvo teñido con sus instintos nacionalistas. Trump abogó por buscar "naciones fuertes, soberanas", y salpicó con críticas a las Naciones Unidas. No pudo dejar de mencionar su ritornello "Estados Unidos primero". Al final, hizo una apelación al patriotismo: "¿Seguimos siendo patriotas? ¿Amamos nuestras naciones lo suficiente para proteger su soberanía y tomar posesión de su futuro?", se preguntó.

Dijo que él se guiaba "por resultados, no por ideología", que Estados Unidos no quería "imponer" su forma de vida a nadie y que buscaba "armonía y amistad". Pero exigió respeto a la soberanía, y formuló amenazas puntuales.

"Para superar los peligros del presente y para alcanzar la promesa del futuro, debemos comenzar con la sabiduría del pasado. Nuestro éxito depende de una coalición de naciones fuertes e independientes que abracen su soberanía para promover la seguridad, la prosperidad y la paz para sí mismos y para el mundo", afirmó.

"No esperamos que los diversos países compartan las mismas culturas, tradiciones o incluso sistemas de gobierno. Pero esperamos que todas las naciones mantengan estos dos deberes soberanos fundamentales: respetar los intereses de su propio pueblo y los derechos de cualquier otra nación soberana", agregó.

A diferencia de sus antecesores, al referirse al terrorismo, utilizó la frase "terrorismo radical islámico", un término que es miel a los oídos de su electorado, y que ha sido muy criticada por sus detractores porque establece un vínculo entre el terrorismo y el Islam.

El mundo aplaudió muy discretamente el discurso de Trump, sólo cuatro veces. La última, cuando terminó.

martes, 19 de septiembre de 2017

Superman enfada a la ultraderecha por defender a trabajadores inmigrantes "ilegales"



Resultado de imagen para superman hits naziSuperman. Foto: Archivo

  •  
  •  
  •  

  • El último capítulo publicado por DC sobre el superhéroe levanta 'pasiones'
  • Superman frena las balas que un hombre blanco dispara contra ilegales
  • "¡El único responsable de la oscuridad que ahoga tu alma eres tú!"
Superman frenando la balas que un estadounidense blanco dispara contra un grupo de trabajadores ilegales. El último cómic de este superhéroe llega en un momento en que la Administración de EEUU está aplicando duras medidas restrictivas en materia de inmigración. Quizás por eso ha provocado el enfado entre muchos seguidores del de Krypton, icono de los valores yanquis al que ahora tachan de comunista. Cuatro refugiados alquilan la casa de infancia de Trump para denunciar su veto migratorio.
Este momento se esconde entre las últimas páginas de Action Comics salidas de la fábrica DC, en el capítulo 987 titulado The Oz Effect. Esta vez, los inocentes defendidos por Superman son un grupo de inmigrantes sin papeles de habla hispana. "¡Gracias a Dios!" dice uno de ellos en el momento en que Clark Kent se interpone entre ellos y las balas disparadas por el ciudadano estadounidense.



Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter

2 pages that perfectly capture what  represents. Protecting immigrants. Standing up to bigotry. True American values. 
Los disparos los realiza un hombre blanco que luce la bandera estadounidense a modo de pañuelo colocado en la cabeza. Cogido de la pechera, el hombre explica los motivos de su ira: que le han robado su trabajo y que le han arruinado. La respuesta que recibe, podría definirse de mensaje a la nación, o así se la han tomado algunos lectores: "¡La única persona responsable de la oscuridad que ahoga tu alma eres tú!", le dice Superman mientras le entrega a dos agentes de Policía a quienes pide protección para los inmigrantes.
Entre las reacciones al comic, publicado el día 13 de septiembre, destaca la de Steve Bannon, hombre de la Administración Trump en los primeros momentos en la Casa Blanca del actual presidente de EEUU. Superman desata la ira de la ultraderecha tras defender inmigrantes ilegales. "DC Comics reveló que Superman ya no es de Estados Unidos, donde una vez el superhéroe impulsaba los ideales de verdad, justicia y el modo de vida americano. Ahora, como un buen izquierdista, pertenece al mundo", declaró según recoge Hollywood Reporter.
La publicación de este número llegó poco después de que Donald Trump cumpliera su amenaza y anunciara sus planes para eliminar el programa que impide la deportación de cientos de miles de Dreamers, como se describe a los inmigrantes sin papeles que llegaron a EEUU siendo menores de edad. Trump quiere rescindir el DACA, programa para la protección de este colectivo que impulsó el Gobierno de Barack Obama, será en seis meses, según anunció el 5 de septiembre, pero la oposición no se lo está poniendo fácil. Los demócratas intentan llegar a un acuerdo con la Administración para dar protección a las 800.000 personas que se verían afectadas y que según los empresarios aportan una contribución económica importante al país.
El último capítulo de Superman no ha podido escapar del debate. A raíz de este tira y afloja político por los dreamers hay quien se ha encargado de hacer un paralelismo entre los 800.000 afectados y el superhéroe tirando de la historia de ficción; Superman puede ser técnicamente un dreamer para este editor de Time.

lunes, 18 de septiembre de 2017

México 2018: La izquierda se levanta

México está al borde del colapso humano. Esta verdad inexorable prologa las elecciones federales de 2018. Y no es catastrofismo infundado: los indicadores de seguridad, justicia y derechos humanos dan cuenta de una tragedia humanitaria en curso: 200 mil homicidios en 10 años de guerra; 32 mil desaparecidos (organismos civiles estiman que la cifra asciende a 60 mil); 2 millones de personas desplazadas territorialmente por la violencia; 110 periodistas asesinados desde el año 2000 hasta la fecha; un repunte de 700% en materia de secuestros (ninguna familia en México se salva de este delito lacerante); feminicidios al alza (con especial virulencia en el Estado de México, actualmente base operativa de los poderes federales); pobreza galopante (55.3 millones de pobres, de acuerdo con el Coneval); y una militarización sin freno de la vida pública (las quejas presentadas por violaciones a los derechos humanos por parte de militares se han incrementado en un 1000 por ciento). Pero nadie en los circuitos de arriba parece estar intranquilo por esta calamidad o siquiera dispuesto a nombrarla. México es un holocausto sin relato ni reconocimiento oficial. Fuera de ese oficialismo resueltamente sordomudo, florecen, desde la izquierda –una de arriba y otra de abajo– dos fuerzas anti(extra)establishment: Movimiento de Regeneración Nacional y Concejo Indígena de Gobierno (propuesta conjunta del Congreso Nacional Indígena y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional).
La primera fuerza (Morena) apunta al cambio de régimen político por la vía electoral (temporalidad política de corto-mediano alcance). La segunda (CIG-CNI-EZLN), apunta al cambio civilizatorio (transformación radical del orden social) por la vía de la articulación-organización de base (temporalidad política de mediano-largo alcance).
Morena es un movimiento electoralista, anti-neoliberal y tibiamente nacionalista. El CIG-CNI-EZLN es un movimiento social de amplio espectro, anticapitalista y decididamente autonomista. El propósito acá no es equipararlas. Nadie discute que se trate de izquierdas de signo diferente: una, de arriba-moderada (coyuntural); la otra, de abajo-radical (de largo aliento). A la segunda la acusan de no querer dialogar con la primera, o incluso de “colaborar” (sic) con las “fuerzas de la derecha”. Pero la historia constata que la responsabilidad del desencuentro recae en la otra parte. La izquierda electoral-institucionalista nunca quiso dialogar con la rebelión indígena anticapitalista, e incluso traicionó flagrantemente la posibilidad de un encuentro. En 1996, las principales fuerzas partidarias, incluida esa izquierda institucional (Partido de la Revolución Democrática, antecedente de Morena) establecieron las bases del ordenamiento político-electoral, en beneficio irrestricto de los partidos, y en detrimento de los Acuerdos de San Andrés (apertura y democratización del sistema político en su conjunto), suscritos por el EZLN y el gobierno federal. Acaso por eso los zapatistas han dicho que el dirigente de Morena, Andrés Manuel López Obrador –signatario de ese arreglo partidocrático–, no es diferente del resto de los políticos.
En esas coordenadas discurre la interferencia que impide el diálogo. La factibilidad de desalojar a la narco-derecha del poder e instalar “sosteniblemente” las agendas de “las izquierdas” en 2018 (esfuerzo absolutamente urgente, legítimo e inaplazable), estriba en la habilitación de un diálogo, aunque fuere sólo transitorio o coyuntural, entre las bases sociales que movilizan esas dos fuerzas.
Esto de ninguna manera es un intento por dirimir, por orden de las teclas, una discusión entre dos propuestas políticas tan apartadas una de la otra, objetiva y subjetivamente. Pero sí es un esfuerzo por exhortar a un diálogo que involucre a la militancia de base de las izquierdas, que, afortunadamente, ya en algunos foros y espacios está teniendo lugar. La prioridad es que la izquierda se levante, apuntando a una tarea común: pensar-desarrollar colectivamente el anticuerpo. México es un organismo desprotegido, y a merced de las inercias políticas más adversas e infaustas.
Ni Morena es exactamente igual a los otros partidos (todas las coaliciones partidarias en curso responden a una acción concertada de la derecha por frenar el lopezobradorismo), ni el CIG-CNI-EZLN aspira a escamotear la candidatura de Andrés Manuel López Obrador (la rebelión indígena ha sido radicalmente fiel al programa de resistencia; y es acaso el único actor social con autoridad moral irreprochable). La condición de posibilidad de un encuentro radica en admitir que las descalificaciones recíprocas contribuyen a fortalecer la continuidad en el poder de una derecha obscenamente criminal, y, por consiguiente, la hegemonía del PRI-Estado.
Por definición, el poder es eso que gobierna, y que ha tenido capacidad de alcanzar hegemonía. En México gobierna el PRI-Estado, cuyos dominios gubernativos abarcan: 1) el sistema político en su conjunto, es decir, la totalidad de los partidos –tricolor, blanquiazul, amarrillo o verde; 2) la tradicional cultura política clientelista, corrupta e influyentista; 3) el ensamblaje estructural con el narcotráfico; 4) la anglofilia o adhesión ideológica a Estados Unidos por oposición a la identificación con Latinoamérica; 5) el neoliberalismo antinacional.
El imperio del privilegio (criminal) en México descansa sobre esas columnas del PRI-Estado.
Las izquierdas tienen básicamente dos asignaturas urgentes, una de corto plazo, otra de largo alcance: la primera, desarrollar el anticuerpo (anti-PRI) y derruir las bases del PRI-Estado; la segunda, reconstruir el tejido social y parir un orden social radicalmente “otro”.
El diálogo de las izquierdas es en función de esas tareas comunes.
Que en 2018 la izquierda (no unificada pero sí en diálogo) se levante.
lavoznet.blogspot.cl/2017/09/mexico-2018-la-izquierda-se-levanta.html

Una guerra contra Corea del Norte sería para EEUU un “segundo Vietnam”

Una solución militar al problema nuclear norcoreano resultaría para Estados Unidos tan desastrosa como la guerra de Vietnam (1955-1975), considera el especialista ruso en estudios coreanos Andréi Lankov.
“Corea del Norte es capaz de realizar un contraataque importante y sensible incluso sin usar armas nucleares (…) como consecuencia habrá una segunda guerra de Corea, o sea una repetición de la guerra de Vietnam, que sigue siendo la peor pesadilla para el Gobierno estadounidense”, dijo a Sputnik Lankov, profesor asociado de la universidad Kookmin de Seúl.
Ese eventual conflicto, aunque no se vuelva global, continuó, tampoco podrá disuadir a Pyongyang de sus programas nuclear y de misiles.
En opinión del experto, a fin de cuentas EEUU tendrá que entablar negociaciones con Corea del Norte sobre su estatus de potencia nuclear.
El pasado domingo, la embajadora estadounidense ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, declaró que si Pyongyang siguiera con su “comportamiento imprudente”, EEUU tendría que defender a sí mismo y a sus aliados.
En ese caso, alertó, Corea del Norte sería “destruida”.
Corea del Norte realizó este año su sexta prueba nuclear, con una bomba de hidrógeno para ser colocada en misiles intercontinentales, y una quincena de pruebas de proyectiles balísticos, incluyendo el lanzamiento de dos supuestos ICBM capaces de alcanzar el territorio de EEUU y dos misiles de alcance intermedio que sobrevolaron la isla japonesa de Hokkaido.
Sputnik Novosti